Testimonio

Gustavo Vázquez

Mi más sincero agradecimiento a este gran amigo y ahora mi Odontólogo, Carlos Ornelas Otañez.

Hace poco más de un año, después de una breve charla telefónica donde le expliqué que mi condición dental se estaba poniendo difícil, me invitó para una evaluación a su clínica dental ubicada en la ciudad de Tijuana.

Al entrar a la primera cita, me sentí positivamente impresionado por la calidad de sus instalaciones, así mismo los protocolos de seguridad llevados de forma muy profesional.

Tengo un temperamento nervioso y así me sentía en ese momento, sin embargo tanto él como su personal, por cierto muy competente, inmediatamente me hicieron sentir bien con su trato cálido y acogedor brindándome la mejor atención posible. Me sentí completamente seguro a su cargo.

Después de un año que ha llevado mi tratamiento, cita a cita ha sido una experiencia sin dolor que me haya generado algún grado de estrés, pues su cuidado puesto en mi ha sido muy diligente. Igualmente puedo afirmar que ama lo que hace y ha acumulado una gran experiencia. Sus conocimientos y habilidades odontológicas lo elevan por encima de una gran mayoría en su ramo.

Quiero agregar que ha sido muy paciente en aclarar todas mis dudas y ha respondido con gusto a todas mis preguntas. Los resultados han sido fantásticos, pues siento que he tenido una increíble transformación si así se le puede llamar. Su trabajo ha sido impecable, pues me ha hecho la vida más fácil, me ha recuperado la sonrisa y no he podido sentirme más feliz de haberme puesto en sus manos.

Mi reconocimiento y agradecimiento infinito para el Dr. Carlos Ornelas Otañez.

Atte. Gustavo Vázquez